Consejos expertos

¿Cómo elegir correctamente tus crampones?

Los crampones son indispensables para caminar con seguridad sobre la nieve y el hielo. Con ellos, se puede cruzar glaciares, subir pendientes de nieve, escalar cascadas de hielo y escalar roca cubierta de hielo.

Ya que la mayoría de los alpinistas y escaladores de hielo en la actualidad usan botas de cuero o de cuero sintético (en lugar de botas de montaña de plástico), la construcción semi-rígida con estructuras horizontales se ha convertido en la regla. Y, gracias a un diseño moderno y técnicas de fabricación, los crampones se han convertido en más ligeros y con mejor montaje.

Los crampones correctos para ti

Los crampones son cada vez más especializados para cada tipo de actividad: los dispositivos de tracción súper ligeros están hechos para caminar en días de invierno; los crampones más tradicionales manejan la nieve y el glaciar, excursiones técnicas (cuando llevas un piolet) y el montañismo; los crampones diseñados para cascadas de hielo o rutas mixtas de hielo y roca son ahora cada vez mucho más técnicos.

Usa esta tabla para encontrar el crampón adecuado para tu actividad.

Actividad

Materiales

Tipo de Punta

Construcción

Enlaces

Puntas

Caminar en nieve

Aluminio o Acero

Fija Horizontal

Construcción Flexible

Cintas

8 o 10

Montañismo General

Acero

Fija Horizontal

Semirrígido

Cintas, semi-automáticos o automáticos

10

Montañismo

Técnico

Acero

Fija Horizontal

Semirrígido

Cintas, semi-automáticos o automáticos

12

Escalada en cascadas de hielo o escalada mixta

Acero

Modular Vertical

Semirrígido

Semi-automáticos o automáticos

14 ó más

Materiales

Crampones de acero son los mejores para el montañismo en general. Su durabilidad hace que sean esenciales para el terreno técnico, inclinaciones pronunciadas y terreno con hielo.

Crampones de acero inoxidable ofrecen resistencia a la corrosión, así como los otros beneficios de los crampones de acero.

Crampones de aluminio pueden ser ideales para las aproximaciones y montañismo/ski. Su menor peso los hace mejor en los ascensos alpinos, pero se desgastan mucho más rápido que el acero si se utiliza en terrenos rocosos.

Alineación de la estructura

Dado que las botas plásticas dobles eran más comunes, los crampones tenían una orientación vertical; sin embargo, como los escaladores se han cambiado generalmente de botas de plástico a las botas de cuero aislado, los crampones no requieren ser tan rígidos.

Los crampones con orientación horizontal son ahora la regla. Este tipo de estructuras se flexionan al caminar y como el acero o el aluminio son planos, los pies están más cerca del suelo que con las estructuras verticales, por lo que gozas de mayor estabilidad. Las barras planas también repelen la nieve eficientemente.

Peso

Los crampones de aluminio son los más ligeros, pero a medida que ahorras peso generalmente disminuyes la durabilidad y resistencia. Para la escalada no técnica, el aluminio es una buena opción, sólo hay que evitar la escalada mixta (roca y nieve) con los crampones de aluminio.

Construcción

Mientras que los crampones con articulaciones y rígidos siguen disponibles, la gran mayoría en uso hoy en día son semi-rígidos.

Un diseño semi-rígido ofrece la ventaja de un buen desempeño en una gama más amplia de condiciones. Proporciona suficiente flexibilidad para caminatas en nieve pero es lo suficientemente rígido para una escalada en hielo moderada.

En algunos modelos, se puede ajustar la barra de enlace (la barra entre la puntera y talonera) para que el crampón cambie de semi-rígido a articulado, haciéndolo mas cómodo para caminar y menos propenso a acumularse de nieve.

También los crampones semi-rígidos son más fáciles de ajustar que los antiguos diseños rígidos y se ajustan a una mayor variedad de botas.

Nota: Hay crampones para pie izquierdo y derecho en un diseño semi-rígido. Esto se determina por la orientación de la barra central.


Sistemas de fijación

Los crampones se acoplan a la mayoría de las botas con uno de los 3 tipos de fijaciones que se describen a continuación. Si usas cubrebotas (por condiciones de gran altitud o frio), pruébate los crampones con éstos puestos ya que su goma y tela extra pueden afectar el ajuste de los crampones.

Semi-automáticos
A veces llamado crampones mixtos o semi-step, los semi-automáticos cuentan con una palanca de talón y correa de puntera. Requieren botas con suela rígida con una ranura en el talón para mantener la palanca del talón. La correa de la puntera no necesita una ranura en la bota. Estos son fáciles de poner con guantes ya que no es necesario limpiar la punta de la bota y alinearlos - simplemente tiras de la correa de la puntera y la palanca del talón.

 


Automáticos
En este sistema, un soporte metálico sostiene a la puntera en su lugar mientras que una barra de talón conecta el crampón a la parte posterior de la bota. Si el ajuste de bota/crampón es el correcto, esto da como resultado un sistema muy seguro. Este es también el estilo más fácil de usar con guantes y en condiciones de nieve. Las botas deben tener suelas rígidas y por lo menos una ranura de 3 /8 " en el talón y la puntera. Una correa de tobillo es típicamente parte del sistema. Otra de las ventajas es que se puede mover el gancho delantero para ajustar la longitud de las puntas frontales en función del tipo de terreno.


Correas o cintas

Este estilo cuenta con un par de correas de nylon por crampón. Lo bueno de este sistema es que se puede utilizar con cualquier bota o zapato que tengas  (sólo asegúrate de que la barra central sea compatible con la flexibilidad de la bota o zapato). Si bien estos toman más tiempo para ponerse que los otros estilos, pueden estar lo suficientemente apretado para rutas de hielo moderadas. Son una gran opción si vas a utilizar múltiples botas con el mismo crampón. Sin embargo, no son tan precisos como los automáticos ya que se puede generar un pequeño roce entre bota y crampones.


Puntas

Número de puntas

La mayoría de los crampones tienen 10 o 12 puntas. Debes tener a las puntas en el lugar correcto (debajo del empeine y siguiendo la forma de la bota). Es posible que tengas que ajustar los estribos delanteros del crampón para obtener la extensión correcta de las puntas. Hoy en día, ciertos modelos muy técnicos tienen puntas con lados aserrados que permiten a los crampones agarrarse en lugares donde una punta no penetró en la nieve o el hielo.

Como regla general, mientras el espectro de uso se mueve desde la caminata en nieve y el montañismo hacia las rutas mixtas, de igual manera aumenta el número de puntas (y rigidez) del crampón.

• La mayoría de los crampones de 10 puntas son ideales para el esquí de montaña y viajes en glaciar. Puedes utilizarlos para escalar volcanes o atravesar glaciares.
Crampones para hielo técnico y escalada mixta tienen puntas frontales más agresivas que a menudo son ajustables y reemplazables. Estos crampones específicos a veces te permiten cambiar la longitud de las puntas frontales en el propio crampón.

Los crampones específicos para escalada en cascadas de  hielo permiten tener puntas frontales que se configuran como doble punta, monopunta o monopuntas compensadas. A veces, los escaladores cambian el ángulo de inclinación de sus crampones.

Para el montañismo en general es más fácil caminar con menos puntas frontales sobresalientes. Para la escalada técnica, vas a necesitar puntas frontales más pronunciadas. La mayoría de crampones automáticos técnicos tienen diferentes posiciones delanteras, por lo que puedes ajustar la posición de los pies en función de si estás caminando o escalando.

Comentarios

Comentarios o sugerencias?