Consejo de Expertos: Dietas Paleo ¿Es ideal para un deportista?

 

 Muchos deportistas acuden a mi buscando una dieta que les permita mejorar su rendimiento, se muestran preocupados por reducir sus niveles de grasa y aumentar su porcentaje de  musculatura, quieren verse definidos y que esa transformación corporal les signifique una ventaja en su actividad; una minoría (hay quienes sí) exponen  su preocupación por un estado de salud pleno y un peso equilibrado.

 Yo opino que todo resultado se alcanza cuando logramos revertir esas prioridades a estas: Primero buscar un estado de salud pleno por medio de la adquisición de un estilo de alimentación saludable, lo que a su vez nos representará mejor estado anímico, altos niveles de energía, y que acompañado de un entrenamiento propicio se logrará aumentar nuestro rendimiento. Estos cambios alimenticios definitivamente nos ayudarán a conseguir un peso adecuado y nos llevarán a nuestra anterior prioridad: niveles óptimos de grasa y musculatura corporal.

 Pero si nuestra prioridad es vernos delgados, definidos y con musculatura, podemos cometer el error de optar por dietas muy restrictivas, si bien efectivas para fines estéticos a corto plazo pero que al final del día aportan poco o nada a nuestra salud y nos arrastran a estados de fatiga o a “rebotes”.

 Preocupada sobre las fuertes tendencias hacia dietas bajas en carbohidratos o dietas paleo, he querido compartirles los resultados de los últimos estudios científicos que nos explican claramente porqué estos regímenes son efectivos para bajar de peso, porqué pueden perjudicar a tu salud y por último cual es la dieta que deberías aplicar.

 Quienes fomentan de las dietas paleolíticas sostienen que nuestra alimentación debe asimilarse a aquella de nuestros antepasados cazadores-recolectores, hombres y mujeres atléticos, esbeltos, saludables, que no sufrían de sobrepeso, enfermedades coronarias o diabetes.

ANTEPASADOS_DIETAS_PALEO

 Lo que no se menciona es que estos grupos humanos quemaban alrededor de 3500 kc diarias, consumían esporádicamente animales salvajes (carne con porcentajes de grasa muy reducidos y toxinas casi inexistentes) cuya composición no se parece en nada a los animales que hoy en día nos ofrece el mercado; que no consumían comida procesada y que su expectativa de vida era de 25 años de edad, lo que no les daba tiempo suficiente de desarrollar enfermedades cardiovasculares ya  que su principal causa de muerte era el hambre o las adversidades del clima. (6,7,8,9)

 Los defensores de la dieta paleo sostienen también que  nuestros requerimientos nutricionales y nuestra fisiología digestiva humana se formó en esos últimos 2 millones de años y que por eso esta es nuestra dieta por naturaleza, pero omiten el hecho de que la evolución del hombre se remonta a más de 10 millones de años, por 8 millones de años nuestros antepasados consumieron un 90% de productos provenientes de la tierra: verduras, frutas, semillas,  insectos y con el avance del tiempo se fue incorporando el consumo esporádico de animales salvajes y en última instancia con la revolución agrícola alimento de origen animal como huevos, queso, leche. (6,7,8,9)

  Pero dejando de lado teorías evolutivas analicemos las características y efectos fisiológicos de este régimen: Las dietas paleolíticas se conforman de un consumo muy bajo de carbohidratos (10- 15%) basado en verduras (fuente de fibra), alto consumo de proteínas animales (60-70%) y consumo medio de grasas vegetales (20-30%) (semillas y aceite de coco).

 ¿Que efectos fisiológicos generan?

 

Reducción de peso

 Es obvio que eliminar de mi dieta azúcares refinados, lácteos, margarina, comida chatarra, embutidos, pizzas, refrescos, reducir el consumo de sal y aumentar la cantidad de frutas y verduras va a ayudarme a bajar esos kilos de más y muchos más.

 
Cetosis estrés metabólico y baja capacidad antioxidante

Por un lado la reducción de peso se debe a la eliminación de los alimentos mencionados y la adición de verduras; y por otro lado porque al agotarse todas  nuestras reservas de glucógeno corporal (fuente primaria de energía)  el cuerpo empieza a consumir las reservas de grasa acumulada, “maravilloso” podemos pensar, pero en realidad no lo es; la utilización de grasas como fuente primaria de energía  implica la puesta en marcha de un proceso metabólico  que el cuerpo  utiliza solo en momentos de alto estrés fisiológico, enfermedad e inanición, y genera residuos metabólicos llamados cuerpos cetónicos, es decir entramos en un estado de cetosis, característico de pacientes en estado patológico. Esto a largo plazo puede generar acidosis metabólica, menor capacidad antioxidante (capacidad de eliminar radicales libres, responsables de generar células enfermas) y mayor riesgo de enfermedad coronaria. (1,2,3,4,9)

 
 Las dietas bajas en carbohidratos y altas en proteínas pueden eliminar los efectos beneficiosos del ejercicio

Un estudio científico realizado por el departamento de Quinesiología y nutrición Clínica de la Universidad de California, liderado por R.James Barnard (2),  analizó los efectos que genera a nivel cardiovascular una dieta paleolítica combinada con actividad deportiva intensa (crossfit) (grupo 1) y los comparó con los de una dieta vegetariana con ejercicio moderado (caminata) (grupo 2), así concluyó que los resultados positivos derivados de la actividad física regular, tales como reducción de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre, pueden verse disminuidos  si el ejercicio va  acompañado de una dieta de características paleolíticas: en el grupo paleolítico se evidenció una reducción de un 10% de peso pero un aumento del 20% del colesterol LDL (“malo”), reducción del colesterol HDL (“bueno”) y un aumento de un 18% de la placa ateroesclerótica. Mientras que en el grupo de vegetarianos se obtuvo una reducción del 20% del colesterol LDL y disminución del 20% la placa ateroesclerótica a pesar de tratarse de una dieta  que contenía 65%  de carbohidratos (no refinados). (2)

 ¿Cuál es la dieta ideal para un deportista?

Podemos quedarnos con un par de ideas positivas de la dieta paleo, como la eliminación de grasas trans y lácteos, reducción de azúcares refinados y un aumento considerable del consumo de verduras; pero añadirle a tu plato frutas, leguminosas y reducir el consumo de carne no te vendría nada mal!

 Seguiré insistiendo en que la mejor dieta es la equilibrada, que provenga de la tierra (frutas, verduras, leguminosas, semillas y nueces) y con buenas y correctas fuentes proteicas.

Partiendo de esta idea base se puede estructurar un plan nutricional acoplado a la actividad que tú realizas, ya que cada deporte tiene diferentes exigencias físicas, cada actividad genera desgastes a variados niveles fisiológicos y grupos musculares y requiere una  estrategia específica de recuperación de tejidos y de administración de cargas calóricas a distintos momentos y cantidades; sin olvidar que a esa dieta adecuada acoplada tu deporte siempre se podrá añadir súper alimentos, y experimentar con lo que mejor te sienta a ti, hasta que encuentres tu “Dieta Ideal”.

 

Si requieres mayor información consulta las siguientes fuentes:

  • 1. Michael M. et al. Restricted Paleolithic Diet is Associated with Changes to Blood lipids in Healthy Subjects. 2013
  • 2. R. James Barnard et al. Role of Diet and Exercise in the Management of Hyperinsulinemia and Associated Atherosclerotic Risk factors. 1992
  • 3. L Schwingshack et al. Low Carbohydrate Diets Impair Flow.Mediated Dilatation; Evidence from a Systematic Review and Meta-analysis. British journal of nutrition. 2013
  • 4. Richard M fleming. The Effect of High-protein Diet on Coronary Blood Flow. Angiology the Journal of Vascular Disease.2000
  • 5. Susanne HA et al. Insuline Index of foods: the Insuline demand generated by 1000-kj portions of Common Foods. AM J Clin Nutr ; 66:1264-76. 199
  • 6. Eaton SB, Konner M. Paleolithic Nutrition a Consideration of its Nature and Current Implications. The New England journal of Medicine, vol 312. 1985.
  • 7. Bethany L et al. Beyond the Paleolithic Prescription: Incorporating Diversity and Flexibility in the Study of Human Diet Evolution.2013
  • 8. Katharine Milton et al. Back to basic: Why Foods of Wild Primates Have
  • 9. Relevance for Modern Human Health, Nutrition. Volume 16 number 7/8. 2000.
  • www.nutritionfacts.org

 Por: Margarita Cardozo (Nutrióloga Clínica y Embajadora Tatoo)

nutricionmcardoso@gmail.com

Facebook: Asistencia Nutricional Margarita Cardoso 

 

Consejos expertos relacionados

Organismos fuertes para entrenamientos exigentes
Todo sobre suplementos y ayudas energéticas
La importancia de la hidratación en el deporte
Consejos de alimentación para mujeres deportistas
Cuál cocinilla escoger

Comentarios o sugerencias?