Consejos prácticos para ciclear en invierno

Empiezan las lluvias y ciclear en condiciones húmedas se convierte en nuestro día a día. 

Te damos algunos consejos prácticos para rodar en estas circunstancias, cuidando tu bicicleta y sobre todo tu seguridad!

 

Mountain Bike

Si eres un mountain biker, seguramente ya estás acostumbrado a pedalear en estas circunstancias; si recién lo estás experimentando, seguramente encontrarás algunas fallas en tu equipamiento. Aprende como superarlas:

 

Conoce las Condiciones

Si estás pensando en salir a pedalear o competir en una área lejana que tiene un patrón climático distinto al que estás habituado, procura contactar alguna tienda de bici local (o al promotor de la carrera) y consultar los pronósticos y estado del recorrido. Si ha estado o estará lloviendo, trata de tener una idea sobre cómo es el suelo o superficie. Los suelos arcillosos tienden a acumularse en las llantas, pedales y en todas las partes móviles «críticas» de tu bici.

Suelos rocosos tienden a drenar bien el agua; por lo tanto en caso de lluvia, es muy probable que “sólo” estén mojados y resbalosos!

 

Cambia tu Equipamiento

La clave para competir en condiciones de lodo es hacer pequeños cambios a la hora de equiparse.

Llantas: Llantas de montaña delgadas, con pupos altos y bien espaciados; además de dar mayor tracción, ofrecerán una mayor liberación del barro.

Estas llantas ruedan más lento y dan poca tracción en la mayoría de escenarios secos, por lo tanto no las dejes puestas en tu bici post carrera.

Guardapolvos:  Para competir o para dar un paseo por la ciudad…. los guardapolvos delanteros son clave para mantener el barro lejos de tu cara, lentes y ojos, lo cual significará que podrás ver, y ver en estas condiciones te hará un competidor más rápido! 

Para hacerlo en casa, puedes utilizar una botella plástica de litro cortándola por la mitad y amarrándola con zipp-ties al tubo inferior. Otro truco es cortar un tubo viejo y tensarlo desde la corona de la suspensión al arco, esto evitará que el fango vuele por los aires y  llegue hasta tus ojos.

 

 

 

 

Pastillas de Freno: Es recomendable cambiarlas por pastillas metálicas (dejando de lado las orgánicas), ya que estas ofrecen mejor poder de frenado en condiciones difíciles y duran significativamente más. El lado negativo, es que podrían empezar a “aullar”, así que prepárate para una carrera ruidosa.

Cables y tuberías: Tener cables y mangueras con algo de recorrido, proporciona solidez al sistema de cambios y por lo tanto menor susceptibilidad a los elementos. A pesar de que un sistema usado tendrá mayor fricción entre sus partes, a la larga se comportará mejor en carreras o paseos con clima húmedo.

Recuerda, el sistema de cambios siempre se comprometerá en situaciones de lodo, evita los cambios de marcha mientras se está aplicando fuerza a los pedales, ya que podrías terminar con la cadena rota o trabada entre el cuadro y la catalina. También, revisa el tensor después de este tipo de cicleadas, ya que podría haberse descalibrado.

“Drop out” de repuesto: Normalmente no lo consideramos como equipo digno de nuestro kit de “primeros auxilios”! Pero en carreras de larga duración puede resultar imprescindible. Probablemente es la parte más pequeña, económica y fácil de llevar, que nunca encontrarás cuando la necesites.

Aceite de cadena: Es un buen momento para que dejes el WD-40 de tu padre en casa y pongas un lubricante húmedo específico para cadena en tu kit! Los lubricantes húmedos son normalmente sucios y atrapan más suciedad y mugre que los lubricantes secos (por lo que no deberías usarlos en condiciones secas y polvorientas) pero permanecen por más tiempo cuando el clima está feo.

 

En condiciones muy complicadas de lodo «cuando la situación se sale de control»  la vaselina puede resultar para evitar que el barro se pegue en tu cadena… o si lo haces sigilosamente hasta el “ChapStick” de tu novia!

 

 

Elije tu ropa y equipamiento cuidadosamente

Elegir tu ropa para correr en mojado puede resultar difícil. Recuerda, que tu produces mucho más calor cuando corres que cuando entrenas, así que “menos es más”. Si estará mojado en un lugar no muy frío, resultará mucho mejor utilizar vaselina (a base de petróleo) para repeler el agua de tu cuerpo en lugar de calentadores de brazos/piernas. Más ropa significará más ropa mojada, y por tanto más peso cuando lo buscas es ser más ligero.

La indumentaria es algo muy personal, sin embargo, se conoce que algunos “pros” prefieren ir sobrevestidos ya que el frio quita velocidad y recuperación al musculo. Antes de decidir que usar, considera el terreno, hora del día, duración y lejanía. Y si te vas a equivocar, es mejor hacerlo hacia el lado de la precaución.

​Hablando de precaución, a pesar de que tú no estés habituado a utilizar gafas o protección para los ojos mientras ruedas, un buen set de lentes transparentes o amarillos mantendrán el inevitable lodo y el spray de agua lejos de tus ojos.

Recuerda, un poco de preparación en tu equipo y ropa, te ayudarán a minimizar algunos de los dilemas más comunes y te darán alguna ventaja sobre los competidores. 

“Pros” usando las «noticias» para repeler el viento en un descenso!

 

Altera tu configuración:

Suspensión: Al reducir la velocidad del rebote (o la velocidad a la que se extiende) se reducirá también la velocidad a la que la bicicleta rebotará de los obstáculos, logrando:

 

  • Absorber más la energía del impacto, y por tanto menos botes… y menos resbaladas. 
  • La bici estará más tiempo sobre el piso, mejorando el agarre y el control.
  • Relajará la tensión de brazos y piernas.

 

 

 

Llantas: La presión de las llantas siempre será materia de debate, sin embargo muchos coinciden que una presión baja ayudará a la tracción en condiciones de barro extremo. Bajar dos o tres PSI´s a tu presión habitual no suena mucho, pero hace una gran diferencia:

  • Con menos presión de aire resistiendo un impacto, tu llanta rebotará ligeramente más lento, aumentando agarre y control. Tal cual como pasa con la suspensión.
  • La presión más baja aumenta la zona de contacto de rodamiento y su capacidad para adaptarse a la forma del obstáculo, más agarre.

Pedales: Si utilizas pedales de clips, asegúrate que lo tuyos tengan agujeros para que escape el barro. Sin embargo, en condiciones lodosas salir de los pedales será más difícil, por lo que es recomendable ajustar la tensión de los pedales al mínimo. En enduro o downhill cambiar a pedales de plataforma no es tan mala idea!

Algunos concejos adicionales:

Perpendicular, siempre aplica fuerza perpendicular!

Cuando pedalees o apliques los frenos, procura hacerlo cuando estés totalmente perpendicular al suelo o al obstáculo, así utilizarás en mayor medida los pupos centrales de tu llanta. Utilizar las bandas de rodadura laterales de tu llanta en condiciones mojadas es un llamado al piso!

Evita afrontar los obstáculos en ángulo, encáralos de frente o perpendicularmente, en especial si son piedras o troncos/raíces de árboles mojados.

No hagas movimientos drásticos, tu meta será mantener la velocidad, no incrementarla.

Rocía el cuadro de tu bici con lubricante, esto ayudará a repeler el barro pegajoso (ten cuidado de no rociar los frenos y aros, en caso de V-brakes)

Ciclismo de Ruta

Altera tu manejo

Trasladar el peso a la rueda delantera es crucial en las curvas de una carretera mojada, mueve tus manos a la parte más baja del volante o “drops” y apunta tus codos hacia abajo.

Frena antes de llegar a la curva, no sobre ella. Evita accionar los frenos cuando estás en ángulo.

Quédate sentado! a pesar que las cuestas duras inviten a levantarse del sillín, esto resultará perdida de tracción en la rueda posterior y por tanto energía desperdiciada. Tal cual como pasa con la rueda delantera en las curvas, procura trasladar el peso hacia atrás para conseguir mejor tracción y más fuerza de empuje.

 

A quitar presión!

Tal cual como lo detallamos en MTB, menor presión de neumáticos puede resultar más caucho sobre el piso y por tanto mayor contacto y tracción en condiciones húmedas.

 

Tres peligros latentes

Líneas de carretera. Pueden ser muy resbaladizas cuando está mojado, especialmente si se trata de pintura nueva y en la ciudad desconfía de cualquier paso peatonal (así como de los peatones, que con sus capuchas y sombrillas podrían no verte).  Lo mismo aplica para tapas de alcantarillas y cualquier otra superficie metálica.

Hojas en el piso. Normalmente no se consideran un peligro en la carretera, pero cuando están mojadas pueden ser muy resbaladizas.

Gravilla. Bastante mala cuando está seco, en mojado puede ser como ciclear sobre rodamientos.

 

Regla de oro

Frenar, curvar o acelerar. En mojado los neumáticos proporcionan tracción para una actividad a la vez! No te arriesgues a perder tracción al frenar o esprintar en las curvas.

Frena en la proximidad, mantén el “flow” mientras curvas y pedalea de salida

 

Algo más…

Ciertamente todo se vuelve más resbaladizo con el agua, pero si hay algo que reacciona opuestamente, es la licra mojada. La fricción de la licra 

y específicamente la badana o chamois con tu cuerpo

 será mayor, por tanto ayudar «a esa zona» con lubricación extra nunca estará de más!

 

 

Y si es tu primera vez en una competencia recuerda… NUNCA improvises, utiliza algo probado en los entrenamientos. Diviértete y disfruta del barro!

 

Ver nuestras bicicletas

Consejos expertos recomendados

Cómo escoger tu casco de bicicleta
Cómo elegir una casaca impermeable

Comentarios o sugerencias?
Oficinas Tatoo Chile: Jorge Hirmas 2560,
Bodega B05-B06 – Renca RM 8641149
Ventas online: comprasonline@tatoo.ws
Ventas Distribuidores e Institucionales: B2BTatooChile@tatoo.ws, TEL:+(56 2) 2567 8085
Consultas online Whatsapp: +56995776429
  • Tatoo Adventure Gear acepta webpay
  • Tatoo Adventure Gear acepta Pay U
  • Tatoo Adventure Gear acepta Visa
  • Tatoo Adventure Gear Acepta Master Card
  • Tatoo Adventure Gear acepta Diners
  • Tatoo Adventure Gear acepta Discover
  • Tatoo Adventure Gear acepta lider
Copyright © 2017, Tatoo Adventure Gear. Todos los Derechos Reservados.