Consejo de Expertos: ¿Cómo tomar mejores fotos en tus viajes?

Tomar buenas fotografías cuando sales de viaje no resulta simple, tenemos que tener varios puntos en consideración, la organización es fundamental. Debemos saber con qué nos vamos a encontrar en el viaje para poder decidir qué equipo llevamos y no cargar peso extra. Si es probable que llueva durante el viaje debemos tener con que proteger el equipo. Si queremos hacer fotografías en el atardecer o incluso en la noche, es necesario contar con un trípode. Lo importante es que no nos falte nada en el momento que tengamos esa situación de la que saldría una buena foto.

Con la facilidad que nos brinda la tecnología, casi todas las cámaras en su opción automática, las fotos salen bien expuestas, sin embargo, cuando ya queremos usar la cámara como medio de expresión es indispensable usar la cámara en modo manual para ser nosotros quien la controle.

En los siguientes párrafos les contare sobre algunos temas, que pienso se fueron interiorizando en mí y me ayudaron a tomar mejores fotografías con el paso del tiempo.                                                                                     

Lo primero es alistar el equipo la noche previa a comenzar el viaje, me refiero a revisar que nuestras baterías estén bien cargadas y que la tarjeta de memoria este vacía. Son errores comunes el no fijarse si queda energía en la batería y cuando comenzamos a fotografiar  nos damos cuenta que queda una línea de batería o por el apuro de todos los preparativos nos olvidamos de descargar las fotos almacenadas en la cámara, teniendo luego que seleccionar por el visor de la cámara las fotos que quieres borrar, perdiendo tiempo borrando una por una, además de correr el riesgo de borrar alguna foto importante.

Ya teniendo listo el equipo pasemos a analizar que hace que una foto sea interesante. Y eso pueden ser muchas cosas como: una buena composición, que la cantidad  de luz que cae sobra la escena cree una atmosfera adecuada, que la acción que se realiza sea impactante o que el contraste y los colores sean llamativos. Pero empecemos de a pocos.

Algo que puede hacer la diferencia para obtener una buena fotografía es el encuadre y la composición, es importante darle la cantidad de espacio al motivo a fotografiar para que la atención este centrada sobre él y no tenga competencia, pero esto no significa poner el motivo al medio necesariamente. Es una falla común el querer mostrar demasiadas cosas en el encuadre y lo que conseguimos con eso es que no quede claro qué es lo que queremos contar en nuestra fotografía. El encuadre tiene que ser lo más limpio posible, con eso me refiero a que debemos sacar del encuadre las cosas que no son de interés o que compitan con el motivo a fotografiar ya sea por color, por contraste o por tamaño. Eso lo podemos conseguir moviendo nuestra ubicación hacia adelante o hacia los lados hasta que eliminemos los elementos que distraigan en nuestro encuadre.

Recuerda que en fotografía siempre menos es más!.

 

La composición, tiene que ver con el orden de los elementos dentro del encuadre, esto determinará cual es el recorrido visual que hace el espectador sobre la imagen. Para empezar podrías  intentar con la regla de los tercios, es algo simple y te ayudará a darle el peso de importancia al motivo que quieres fotografiar. Consiste en dividir al encuadre en tres tercios iguales de forma horizontal y vertical, las intersecciones de las líneas formaran 4 puntos imaginarios que son los puntos donde recae el peso visual dentro del encuadre. Coloca el motivo de interés en uno de esos puntos y verás como mejora la composición de tu imagen.

Algo que también es importante y le da equilibrio a tu fotografía es la línea del horizonte, esta debería estar horizontal y no inclinada porque el peso visual estará para alguno de los lados desbalanceando la imagen. No significa que sea un error que este inclinada, si tiene algún elemento que le haga contrapeso visual se mantendrá el equilibrio. Al mismo tiempo el tener la línea del horizonte inclinada podría darle dinamismo a tu foto. La cosa es poder distinguir cuando inclinarla y cuando no.

Otros elementos con los que puedes destacar el motivo de interés en tus fotografías son el foco y la profundidad de campo, es decir, si quieres destacar algo y tienes muchos elementos alrededor, lo que puedes hacer es buscar que solo lo interesante este en foco, eso lo consigues poniendo la opción de diafragma más abierta que te permita tu lente como: f2.8; f2; o menos, para conseguir poca profundidad de campo logrando desenfocar los elementos no interesantes de la imagen. Mientras mejor calidad de objetivo tengas más desenfoque podrás conseguir. Otra forma es acercándote al motivo a fotografiar y usando el tele, verás que se crea el efecto deseado sin mover el diafragma.

Hablemos de la fotografía de paisajes, ¿Quién no ha tomado alguna vez una fotografía de un paisaje? Creo que lo hemos hecho todos aunque no siempre a todos nos ha gustado la foto que conseguimos. En este tipo de fotografía no basta encontrarte con un paisaje bonito, también tiene que haber algún elemento protagónico en tu encuadre, una luz interesante y una buena composición. Hay que estar atentos de las horas de luz, el amanecer y el atardecer son dos momentos del día en que el color de la luz, su suavidad y su ángulo te ayudarán a conseguir mejores fotografías. También prueba cerrando el diafragma para generar una gran profundidad de campo (f13; f16…), así cuando veas la foto podrás ver cada detalle de la escena y resultará más interesante. Si incluyes a una persona dentro del paisaje tendrás una referencia de tamaño que evidenciará lo grande del paisaje. No olvides usar trípode.

Si lo tuyo es fotografiar personas, piensa que a todos nos cambia la actitud cuando estamos frente a una cámara, entonces, si tu deseas tomar una foto de alguna situación casual debes buscar ser invisible o lograr que las personas a las que vas a fotografiar se sientan cómodas, así lograrás un retrato o una escena muy natural que no parecerá forzada. Si lo que quieres es destacar en tus fotos alguna acción que ocurre, prueba usar una velocidad rápida para que logres congelar el movimiento (1/125; 1/250; 1/500…).

 

 

 

Ahora paso a contarte algo que creo te puede interesar mucho y no siempre es tan fácil de lograr, me refiero a la fotografía nocturna, ya sea que quieras las estrellas, la vía láctea o un paisaje nocturno que siempre resulta muy llamativo en fotografía.

Tenemos que saber que esto implica hacer una foto de larga exposición es decir mantendremos un tiempo largo el paso de luz a la cámara y para esto obligatoriamente necesitaremos un trípode o un apoyo para la cámara, así evitamos que salga movida nuestra imagen.

En este tipo de fotografía, por las condiciones de luz y el equipo con el que contamos, siempre tendremos algunas limitaciones, resultando una práctica de prueba y error, ósea, tomas una y vas corrigiendo hasta que logres la imagen que deseas.

Una dificultad frecuente es cómo enfocar, lo más recomendable es en modo manual. Por la poca cantidad de luz, el auto focus se raya y no consigue enfocar. En los lentes de gamma alta, existe la marca del infinito, lo que significa que si el foco lo pones en esa marca todo saldrá enfocado. Pero si no tienes un lente así, lo que puedes hacer es ayudarte con una luz extra y enfocar a la luz, ósea, dentro de tu encuadre pones a alguien con una luz apuntando a la cámara al mismo nivel del motivo que quieres enfocar y mirando por el visor enfocas esta luz hasta que la veas nítida. Otra forma para enfocar podría ser usar el zoom óptico de tu cámara y enfocar las estrellas en modo manual ya que no puedes poner una luz a ese nivel.

Tienes que tener en cuenta que estás haciendo una fotografía de larga exposición lo que significa que si en tu encuadre hay algo que se mueva quizás salga con una estela de movimiento o casi transparente. Pero esto podría ser un efecto que utilices a favor, por ejemplo, en tu encuadre hay una carretera y se va ver el recorrido que hace el carro al dejar una estela de luz por donde paso en tu encuadre.

Si bien, el ISO bajo te da más calidad, en esta ocasión tendrás que subirle un poco el valor para que tus exposiciones no sean tan largas, tienes que ir probando hasta que punto todo ese ruido no te resulta molesto.

Te recomiendo que pruebes estas ideas en una noche de luna, donde su luz te permita ver el encuadre totalmente iluminado, si es una noche de luna llena y está despejado es posible que no sea necesario subir el ISO mucho y que tampoco el fotómetro te pida tiempos de exposición muy largos.

Otra cosa que ayuda mucho es ver fotos que te gusten, pensar cómo se lograron y cómo se podrían mejorar.

Espero que todas estas palabras te ayuden a que consigas mejores fotografías, es importante ser observador y evaluar que quieres contar con tus fotos así también sabrás que elementos sacar o incluir en tu encuadre. La práctica te ayudará a que consigas mejores resultados, es un hecho!

 

Escrito por: Carlos Ly - Embajador Tatoo, escalador, montañista profesional

Consejos expertos relacionados

Planificación de una salida

Aventura Sustentable

 

 

Comentarios o sugerencias?