10 destacados Multilargos en Chile y el Mundo

Escrito por Sebastian Abeliuk

La escalada en multilargos es una las actividades que carga con más adrenalina en el mundo del outdoor. Mas, conlleva un gran número de riesgos, por lo que la experiencia y la puesta en marcha de los elementos de seguridad se hacen imprescindibles y en el que la toma de decisiones sobre cada paso y agarre juega un rol determinante.

La escalada con varios largos requiere también de un trabajo en equipo, coordinación y perfecta comunicación. Por fortuna, muchas rutas de gran nivel ya han sido abiertas y diversos escaladores han contribuido a la comunidad con variados topos e información sobre el material requerido para escalar. No olvides entonces siempre llevar un equipo adecuado, asesorarte con expertos y de perfeccionar tus técnicas de progresión y rescate. En Tatoo hemos querido desarrollar una lista de 10 zonas muy recomendables para desarrollar la escalada en multilargos, tanto en Chile como el extranjero.

¿Qué hace que una zona de escalada sea de calidad? Pues la cantidad de rutas, la calidad de su roca y la variedad de sus grados de dificultad, además de los paisajes que la rodean. Juntamos todos estos factores para armar este listado. Sabemos que hay muchísimas más, y te invitamos a que compartas tu experiencia en cada una de ellas.

1.Yosemite, Estados Unidos

Foto: Yosemite - Edward Stojakovic

La Meca de los escaladores según los expertos. Aquí encontramos la pared de granito más famosa del mundo, “El Capitán”, formada hace miles de años producto del efecto glaciar. Nos referimos al parque nacional Yosemite, ubicado en un cañón en el Estado de California y que cuenta con innumerables paredes de granito, siendo “La Nariz del Capitán” la que lleva la ventaja de popularidad con largos de dificultad de hasta 5.14. Allí puedes ver cómo escaladores de nivel experto ascienden la ladera rocosa casi vertical de más de mil metros de altura, la cual normalmente se sube en un periodo de 3 a 5 días, por lo que se pasa la noche en cornisas, portaledge o atado en hamacas. Solo unos pocos han podido ascenderlo en una jornada, con el actual récord de velocidad en manos de Alex Honold y Hans Florine, con un tiempo de 2:23:46 horas.

A pesar de la experiencia de algunos escaladores, se dice que “La Nariz” es temible y solo el 10% de las más de 100 rutas descubiertas allí van por libre. La fortaleza es el ingrediente clave en esta zona de escalada de multilargos, más en “El Capitán”, que tiene 31 pitches, o largos, como se le conoce a la sección de la ruta que requiere una cuerda entre dos reuniones como parte del sistema de escalda. Esta pared tiene dos caras principales, la sudoeste y la sudeste. Otras vías clásicas son Salathé Wall y North America Wall.

Una de los tramos más complejos es conocido como “Great roof”, que se ubica en el largo 22, y se espera sea la parte más técnica y un duro crux por solucionar.

En este parque nacional estadounidense encontrarás otras paredes apetecibles, tales como “Half Dome”, que son 600 metros de granito, además de cientos de senderos para realizar trekking, entre los cuales destaca está Four Miles Trail, caminar la cumbre del capitán y dormir ahí, o simplemente caminar desde el valle a Tuolumne Meadows.

 

2.Torres del Trango, Pakistán:

Foto: Torres de Trango, Ruben Perez 

Con una pared de roca absolutamente majestuosa que se eleva hasta los 6.286 metros de altura, la Gran Torre de Trango o Torre sin Nombre en las montañas Karakórum, en los Himalayas pakistaníes, es la vertical más grande del mundo en alta montaña y un macizo entre dos glaciares, todo un reto para quienes desafíen escalar sus más de 700 metros en la cara del lado este. La llegada hasta aquí es todo un reto. Se deben hacer trekkings extenuantes en un clima semidesértico, por sobre rocas y cruzando ríos de origen glaciar donde alguna vez hubo abundante hielo. Las Torres del Trango se encuentran ubicadas en una cresta entre el Glaciar Trango, al oeste, y el Glaciar Dunge, al este.

Aquí arriba se combate la altura, la presencia de nieve y hielo, la falta de oxígeno y, por supuesto, la verticalidad. Los escaladores que han llegado hasta este lugar resaltan las dificultades de encontrar un sitio donde instalar los portaledge para dormir, además de la necesidad de ascender durante horas de la madrugada. Una de las rutas más populares es conocida como Americana, donde se pasan tramos de escalada de 6c y secciones de hielo de 75 grados, o la “Eternal Flame”, una vía abierta en 1989 por Kurt Albert junto a otros alpinistas. Con posterioridad se han liberado rutas en Torres del Trango hasta 7c+, A2, 6c y M5. Hay que mencionar además la vía Bushido, en la cara noroeste, descubierta hace un par de años por escaladores polacos y que se trata de una ruta de Big Wall de dificultad extrema de dos kilómetros de longitud con 46 largos.

En el ascenso, uno debe sortear Sun Terrace, a 5.700 metros, 9 largos en la Vía Eslovena, 8 largos con perfectas fisuras y chimeneas hasta Snow Ledge, más 12 largos hasta la cumbre. Algunos escaladores que han atacado la cumbre aseguran que lo que más temen no es la altura ni los aspectos técnicos, sino el clima inestable y la real posibilidad de afrontar caídas de rocas.

Las torres también han sido un escenario perfecto para quienes practican salto base. Es así como en agosto de 1992 los australianos Nic Feteris y Glen Singlemann escalaron Gran Trango e hicieron un salto desde una altura de 5.955 metros.

Pero más allá de las dificultades del proceso de escalada, hay que considerar otros factores de riesgo: hoy, Pakistán sufre de graves problemas de seguridad y políticos, lo que obliga a moverse con escoltas armados debido a la posibilidad de enfrentar grupos rebeldes. La infraestructura tampoco ayuda. El traslado en vehículo hasta el Karakórum se hace por caminos de ripio y que bordean precipicios sin ningún tipo de barrera de seguridad.

Por todo ello, en las Torres de Trango el margen de error es mínimo, haciéndose fundamental la experiencia previa, la preparación física con trabajo de cardio y el entrenamiento de manejo de cuerdas, técnicas de progresión, rescate, medidas de seguridad, entre otras cosas.

 

3.Cochamó, Región de Los Lago, Chile:

Foto: Cochamo - puelopatagonia

Hasta hace no muchos años, las paredes de granito que se elevan alto en el valle de Cochamó eran una especie de secreto a voces entre los escaladores provenientes de todo el mundo. Hoy, este lugar se ha convertido en un ícono a nivel mundial para hacer multilargos gracias a las paredes verticales de más de mil metros de altura, donde es todo un espectáculo observar los campamentos instalados a gran altura. Es más, quienes viven en el valle destacan la presencia de 21 paredes naturales de roca, entre las que figuran el Cerro Capicúa, Cerro Trinidad y El Monstruo.

Según sostiene Pedro Binfa, un experimentado instructor de montañismo y escalada, Cochamó es único por ser una zona con paisajes espectaculares en un lugar de clima inestable, donde se pueden encontrar alrededor de 50 rutas exploradas con varios largos de grado continuo e innumerables por abrir (asegurarse de usar solo chapas de acero inoxidable), las cuales pueden estar sucias y con vegetación en las fisuras por falta de tráfico. Abrir nuevos senderos implica caminar por el bosque valdiviano que caracteriza a esta zona.

Es importante tener en cuenta que esta área no es recomendada para principiantes, y se sugiere contar con una sólida preparación en escalada tradicional y técnicas de rescate. Esto, pues la mayoría de las rutas comienzan en el grado 5.10 c / 6b + y en longitud de 8 a 20 o más largos.

 

4.El Alfalfal, Cajón del Maipo, Chile:

Foto: Alfalfal  - mapio.net

Justo en el kilómetro 20,5 del camino del río Colorado, en el Cajón del Maipo, encontramos El Alfalfal, uno de los sitios predilectos para multilargos por parte de los deportistas chilenos. La cercanía de Santiago y la calidad de su roca, compuesta por granito recubierto de una fina capa de caliza, le dan su fama y reconocimiento.

Destacan principalmente dos sectores para la práctica de la escalada tradicional. El sector número uno cuenta con rutas más verticales y desplomadas, donde resalta una gigantesca roca con forma de proa. Para quienes buscan realizar la actividad en forma deportiva, El Alfalfal resulta ser una buena alternativa pues cuenta con rutas equipadas para ello y no hace falta más que una docena de cintas express. El sector dos posee una placa tumbada con posibilidades para varias vías.

Los escaladores asiduos a este sector recomiendan poner especial cuidado al ascender por el sector número 2, pues al ser una zona nueva tiene algunos agarres sueltos.

En cuanto a la aproximación, ésta resulta ser otra de las ventajas de esta zona de escalada, pues las paredes se ubican justo al lado de la carretera y el vehículo se puede estacionar en las cercanías. Se caracteriza también por su longitud de vías de 30 metros o menos, por lo que se puede hacer rapel sin dificultad con cuerdas de 60 metros, además de prestarse muy bien para la iniciación en la escalada tradicional. Tal vez un aspecto a tomar en cuenta es que la orientación de la roca da hacia el norte, lo que lo hace muy caluroso en días despejados.  

 

5.Squamish, British Columbia, Canadá:

Foto: Squamish - Julia McCabe

Ubicada en la British Columbia, en Canadá, se dice que Squamish es el centro de la actividad outdoor de este país. Un sitio que destaca por los paisajes dramáticos que se ven desde las alturas en la vertical de la pared de granito. Un valle, ríos y números bosques de pinos.

Las principales rutas de escalada se encuentran ubicadas en lo que se conoce como Gran Muro, cuyo grado de dificultad alcanza a 5.11a en 9 largos. A medida que se sube, la pared se vuelve absolutamente vertical, existen fisuras continuas del ancho de un dedo que pronto tienen el diámetro de un puño.

Los escaladores mencionan a la ruta tradicional conocida como Cobra Crack 5.14, como una de las más duras a nivel mundial, y que increíblemente fue liberada por primera vez en 2006 por el canadiense Sonie Trotter. En tanto, Squamish se jacta de tener el segundo monolito de granito más grande del mundo después de “El Capitán” en Yosemite: se trata de Stawamus Chief, una formación rocosa con forma de domo de 700 metros de altura. La mayoría de las rutas de multilargos se han desarrollado en esta zona.

Si eres amante de la escalada deportiva, Squamish es sin duda un sitio privilegiado, contando con todo tipo de estilos y grados de dificultad, con duros slabs, placas y desplomes. Una ruta emblemática es Dreamcatcher, graduada en 5.14d y encadenada por primera vez por Chris Sharma en 2005.

Otro dato: durante los veranos se desarrolla el Squamish Climbing Festival, con diferentes actividades que incluyen competencia, proyección de películas y fiesta.

 

6.Montañas Bugaboos, British Colombia, Canadá: 

Foto: Bugaboos  - Jonathan Fox

A juicio del escalador e instructor de montaña Pedro Binfa, el parque provincial Bugaboos, ubicado en las montañas Purcell al este de la Columbia Británica canadiense, es una zona de escalada privilegiada que cuenta con múltiples vías clásicas en medio de un entorno alpino donde abundan los glaciares, las paredes de granito y cumbres que superan los 3.000 metros. El lugar cuenta con rutas de diferentes categorías de dificultad y quienes llegan hasta acá deben hacer aproximación por sobre terrenos de hielo y abundante nieve.  

El desarrollo turístico y outdoor de Bugaboos ha sido de suma importancia para las autoridades locales, por lo que decidieron construir un refugio alpino en el Parque Provincial que pueda albergar a los cientos de escaladores y montañistas que llegan año a año. El lugar lleva por nombre Conrad Cain Hut en honor a un renombrado escalador, en él se alojan cómodamente 40 personas y es el punto ideal para iniciar la aproximación a las paredes.

Muchas de sus rutas principales las encontramos en las cumbres más reconocidas: Howser Spire (3.412 msnm), Pigeon Spire (3.156 msnm), Crescent Spire (2.842 msnm) y Snowpatch Spire (3.084 msnm), las cuales atraen escaladores profesionales de todo el mundo que buscan hacer multilargos. La primera de ellas la constituye un conjunto de tres paredes de granito, con la mayoría de la escalada hecha en las caras occidentales. Una de sus rutas clásicas de multilargos es “Young men on fire” (5.11 A4), y el descenso se hace con rapel; la segunda cima está ubicada en torno al glaciar Vowell, por lo que el acercamiento a la pared de granito se debe hacer por un terreno de hielo y nieve. Una de sus rutas emblemáticas es Cooper-Kor (V, 5.10 / 18 largos); a pesar de carecer de prominencia al acercarse, el tercer pico montañoso cuenta con excelentes rutas en la cara sur, como Paddle Flake, con grado de dificultad 5.10 / 6 largos, y McTech Arete, también 5.10 / 6 largos; y la cuarta cumbre fue ascendida por primera vez en 1940 por Raffi Bedayan, con una vía histórica llamada Snowpatch Route, con 19 largos y grado de dificultad 5.8. Su ubicación es al sureste de Conrad Kain Hut y cruzando el glaciar Crescent, donde en un mismo día puede haber sol y una tormenta de nieve.

El parque provincial Bugaboos está en un área remota, sin lugares abastecimiento. Además, durante el invierno no hay servicio en los refugios debido al peligro de avalanchas, por lo que es un destino para venir a escalar únicamente en verano.

 

7.Valle de Los Cóndores, Región del Maule, Chile:

Foto: Valle de los Condores - Roberto Herrera P.

Uno de los sectores de escalada más apetecidos por los chilenos y con un gran potencial para llegar a ser el principal sector. El Valle de Los Cóndores, en las cercanías de la ciudad de Talca, es un lugar donde se respira paz y aire limpio en medio de cascadas, ríos y montañas. El valle, además, cuenta con un fácil acceso en el sector precordillerano y posee alrededor de 310 vías tradicionales y deportivas en sus paredes de roca, dividido en dos grandes sectores: uno de ellos llamado La Gran Pared, y el otro hacia el este siguiendo el río, de nombre Monjes Blancos.

La Gran Muralla tiene una calidad de roca del tipo basalto compacto, e implica una escalada de carácter más técnico, con pasos y tomas más técnicas y duras. Debido a su tamaño en forma horizontal, es que ha sido dividido en cuatro secciones. Los Monjes Blancos, en tanto, es de piedra volcánica, más plaquero y con una gran cantidad de agujeros de diversos tamaños y formas.

El Club Maule Vertical de la Asociación de Andinismo de Talca constantemente actualiza la información de nuevas rutas en el valle, posicionándolo como una de las mejores zonas de Chile en cuanto a equipamiento y una de las mejores a nivel sudamericano, gracias a la primera ruta de máxima dificultad propuesta de noveno grado en nuestro país. Fue recientemente encadenada por el escalador Alemán Alex Megos luego de su paso por el Master de Boulder, quien la graduó en un 9A.

Parte importante del trabajo realizado por escaladores y organizaciones locales implica la elaboración de topos para los distintos sectores del Valle de Cóndores, en medio de lo que es un plan de turismo sustentable en dicho lugar.

El valle es un excelente lugar para practicar la escalada o disfrutar de increíbles jornadas de trekking. El potencial de esta zona es muchísimo más alto de lo que actualmente se ha desarrollado, tanto en su exposición, formación de rocosa, tipos de tomas, grados de desplome y maravillosos paisajes.

 

8.Monte Fitz Roy, El Chaltén, Argentina:

Foto: Fitz Roy -Therese Beck

Desde el pueblo de El Chaltén en la Patagonia argentina, es donde se inicia la aproximación para escalar esta famosa cumbre de la Cordillera de Los Andes. Con una caminata que puede durar entre dos a tres horas, por senderos claros y en buenas condiciones, es como se comienza la travesía para alcanzar la base del Fitz Roy, cercano al valle del río Blanco.

Para la escalada hay que alcanzar un punto llamado “Brecha de los Italianos”, una zona con hielo y nieve y con un desnivel de 300 metros. Allí, en ese lugar, se han de sortear 6 largos y una rimaya, por lo que hay que contar con experiencia previa en condiciones de hielo y escalar encordado. Luego hay que sortear algunos largos más, y se continúa la ruta rumbo a la Silla de los Franceses y luego por la vía Franco-Argentina, con 14 largos de roca en el pilar sureste. Allá arriba ya se cuenta con vistas asombrosas del valle del cerro Torre. La zona fue abierta por primera vez por los experimentados escaladores argentinos Eduardo Brenner, Alberto Bendinger, Marcos Couch y Peter Friedrich, quienes en el verano de 1984 fijaron los primeros largos.

Es así como los tres primeros pitches compartidos con la ruta de los Franceses de 1952 se ejecuta con una delgada fisura vertical de 5.10b, y los largos allí obligan al uso de crampones en ciertas ocasiones. Los últimos 3 largos antes de la cima no están exentos de complicaciones, pues hallamos un nevero somital que en una hora lleva a la cumbre, aunque en general la escalada es en un granito de excelente calidad.

Para el regreso, se hace necesario ir haciendo rapel mientras se va recuperando el equipo. Por otro lado, la dificultad de esta zona radica en el inestable clima que posee la Patagonia, por lo que hay que ir preparándose con tiempo pues no es posible subir todos los días, y la paciencia para esperar una buena ventana es parte de la dificultad. Junto a ello, se dice que más que los grados, la dificultad técnica es la longitud de escalada y la toma de decisiones al enfrentarse a esta montaña.

9.Meteora, Grecia:

Foto: Meteora  - Javier Vieras

Meteora, en Grecia, parece sacado como de un cuento, o un juego de video de fantasía. Grandes rocas con variadas formas se elevan hasta los 400 metros o más, y lo más impresionante es que en la cima se hallan seis monasterios de monjes ortodoxos. Debido a este entorno inimaginable, es que esta zona de escalada repleta de monolitos de piedra se considera como una de las más recomendadas.

En Meteora, el grado de dificultad viene dado más por la exposición que la técnica en sí misma. Las aproximaciones, en tanto, son cortas, con 15 minutos como máximo.

Durante los últimos 3 años se ha discutido acerca del choque que se estaría produciendo entre la actividad de la escalada, que implica meditación y contacto con la naturaleza, con lo que es la religiosidad al interior de los monasterios, en gran medida por la comercialización que se le ha dado a la actividad. De hecho, fue en 1970 que un guía alemán de nombre Ditrich Hasse, realizó un contrato verbal con los monjes para que se permita la escalada siempre y cuando se respeten los monolitos donde se alzan monasterios.  

Hoy, los escaladores se encuentran con 670 rutas y 170 cumbres en medio de un cañón montañoso que se recomienda visitar desde abril, pues en el invierno la nieve puede hacer imposible la escalada. Habrá que esperar a que monjes y escaladores puedan seguir motivando el turismo responsable en esta región donde las rocas parecen flotar.

 

10.Las Chilcas, Chile

Foto: Las Chilcas - rvalenz

Una buena zona de escalada debe tener al menos 50 rutas de diversa dificultad, sostienen algunos de los mejores escaladores de Chile, entre ellos Wladimir González, guía de montaña y escalador. Y las Chilcas, a 70 kilómetros al norte de Santiago, tiene alrededor de 100, las cuales van desde el quinto grado de dificultad hasta el octavo en su última letra, predominando los extraplomos y tomas de tipo agujero y romo. Es por eso que es una de las mejores partes en nuestro país para comenzar a practicar la disciplina, como también un sitio muy exigente para los escaladores más experimentados.

Si bien en Las Chilcas predominan las zonas de escalada deportiva con una buena cantidad de rutas equipadas y de diversos grados de dificultad, hemos querido destacar una vía de multilargos llamada “San Pateste”, cuyos 135 metros de largo te llevan a la cima de la gran muralla de Las Chilcas. Esta ruta se puede subir con una sola cuerda de 50 metros pues los largos son de menos de 25, además de 16 cintas que se requieren para escalar sin problemas.

Al igual que en Pakistán, una de las mayores precauciones gira en torno a la caída de roca, ya que es del tipo conglomerado y se suelta fácilmente. En ese sentido, se insiste en la necesidad de uso de casco obligatorio, en una zona que está además bien equipada con bolts y cadenas. Las Chilcas también cuenta con buenos lugares para acampar libre y abastecerse de comida en las cercanías a la roca. El factor climático es bastante favorable, ya que, al ser del tipo desértico templado, ayuda a que se pueda practicar multilargos durante el año completo, a diferencia de otras regiones más extremas.

Consejos expertos relacionados

Cómo escoger la cuerda adecuada
Mantenimiento de cuerdas
Técnicas de aseguramiento
Cómo escoger los mosquetones
Cómo escoger pies de gato o zapatos de escalada

Artículos Relacionados

Categoría

Escalada

Te sugerimos estos productos

Black Diamond
Petzl
Beal

Comentarios

SUSCRÍBETE, CONOCE NUESTRAS PROMOS Y NUEVOS PRODUCTOS.
Medios de pago
SÍGUENOS
COMENTARIOS O SUGERENCIAS
Cantidad:
Carrito vacío
Tu carrito esta vacío
Ver guardados para luego