Noticias

Maximo Kausch llega a la mitad de su proyecto andino y ‘descubre’ un nuevo seismil

Maximo Kausch sigue adelante con su monumental proyecto de ascender las cumbres de todas las montañas de más de 6.000 metros de los Andes, o al menos todas las que pueda. De momento, ha superado ya el 50% de ese desafío, después de sumar otra docena de cimas desde el pasado mes de abril y totalizar 59 de las 110 que calcula que alberga la cordillera sudamericana.

Desnivel habló con Maximo Kausch a principios del pasado mes de diciembre, cuando había completado la ascensión a 47 seismiles andinos y explicaba su proyecto. Tras un breve paréntesis, en abril reinició la tarea en la Cordillera de la Ramada (Argentina) para subir el Alma Negra (6.110 m); después se fue a la Puna Atacameña a ascender Cazadero Grande (6.658 m), Laguna Blanca (6.012 m), Nacimiento (6.436 m) y Volcán del Viento (6.028 m). Enlazó con unas expediciones comprometidas como guía en Bolivia, donde aprovechó para desplazarse hasta la Cordillera Occidental (en la frontera con Chile) para ascender el Capurata (6.013 m), Acotango (6.052 m) y Guallatiri (6.063 m). Ya en agosto, ha viajado hasta la zona peruana de Arequipa para, en sus palabras, “subir lo que pueda”. De momento, se ha hecho con el Ampato (6.288 m), Chachani (6.057 m), Coropuna Norte (6.405 m) y Coropuna Oeste (6.390 m).

De nuevo, Desnivel habló con él para que nos cuente las últimas anécdotas y detalles de sus viajes, incluida la constatación mediante gps de que el Capurata de la Cordillera Occidental boliviana no tiene 5.970 m o 5.990 m como se creía hasta ahora sino 6.013 m. Con estos registros, podría haber batido el récord mundial de altura extrema, es decir, de mayor número de cumbres de más de 5.500 metros, aunque él mismo reconoce que “está muy difícil confirmarlo… Estamos seguros de que es el récord de seismiles en los Andes y muy probablemente el récord de seismiles en el mundo. Sabemos que Michael Siegenthaler, un guía suizo, tuvo un proyecto de escalar 60 seismiles en 2005, pero en realidad dos de esos no eran seismiles, así que su marca ya fue superada (más de 58). También sabemos que Janne Corax, de Suecia, ha subido muchos seismiles, pero no se sabem cuántos…”

Hasta ahora, una de las particularidades de tu proyecto es que realizabas las aproximaciones en moto, pero tuviste problemas… ¿Qué sucedió?
Se fundió el motor de la moto en abril en Argentina. ¡Las motos no fueron fabricadas para tantas palizas! Encontrar un mecánico bueno de motos hoy en día es más difícil que subir seismiles, así que la dejé en Argentina mientras subía los seismiles de la Puna Atacameña con un amigo… ¡Me faltan 14 seismiles para terminar todos los de Argentina y Chile! Eso jamás fue hecho y espero poder intentarlos a partir de octubre.

La mayoría de ascensiones las llevas a cabo en solitario, pero ha habido algunas que has hecho acompañado, ¿cuáles?
Al Alma Negra, donde vimos fósiles marinos a 5.000 metros, fui con Juliana Belletati. Al Nacimiento, Cazadero Grande, Volcán del Viento y Laguna Blanca, con el amigo y guía argentino Ángel Armesto… ¡Llegamos con su F150 hasta los 5.100 metros! El Acotango y Guallatiri, con los brasileños Denni Morais y Marcelo Barreto, con quienes alquilamos una 4x4. En los demás estuve solo.

"Hay veces, cuando llego a la cima, que me pongo un poco triste por no tener a alguien con quien compartir ese momento".

¿Cómo se afronta esa soledad?
Hoy en día, me siento muy bien cuando estoy solo. Hay veces que se me complica todo un poco por no tener alguien para ayudarme con las tareas, pero el ser humano se acostumbra a cualquier cosa. Hay veces, cuando uno llega a una cumbre linda, que me pongo un poco triste por no tener a alguien con quien compartir ese momento. También se pone complicado cuando algo sale muy mal y no hay nadie para decirme que la culpa no fue mía (cuando obviamente lo es, pues estoy completamente solo). Creo que esos son los dos peores momentos cuando uno está solo.

"Bolivia tiene 14 seismiles y no 13".

Uno de tus recientes seismiles ha sido un ‘descubrimiento’ de tus investigaciones, ¿es así? Cuéntanos esa historia…
Ah sí, eso fue interesante. Si buscas en los libros sobre Bolivia, vas a ver que hay 13 seismiles. Libros como el del guía francés Alain Mesili o el libro de Willy Kenning 6000+, The Thirteen 6000 meter Mountains of Bolivia. Todos creían que el Capurata no era un seismil, se creía que tenía 5.990 o 5.970 m. Basado en datos satelitales, a mí me parecía que sí era un 6.000, pero tenía que subir con un GPS a confirmarlo. El GPS me dió 6.013 metros de altitud. No creo que se haya medido con un GPS anteriormente. Así que Bolivia tiene 14 seismiles y no 13. Seguramente hay más cerros como esos, en los que una medición con GPS civil va a traer mejor precisión que las mediciones anteriores.

¿Cómo consigue alguien escalar 59 seismiles?
Hay que ser muy determinado y te tiene que gustar mucho la montaña. Hay que ser muy paciente, pues hay un montón de imprevistos en un viaje de esa magnitud. Los problemas burocráticos, por ejemplo, son una gran dificultad.

De las montañas que te faltan para terminar los 110 seismiles, ¿cuáles te preocupan más?
Seguramente, las cumbres desconocidas de la Cordillera Vilcanota en Perú, y también las del Huayhuash y Cordillera Blanca. En los Andes Centrales me quedan algunas difíciles también.

"En los Andes hay seismiles a los que se puede llegar en taxi, mientras para otros necesitas tres días caminando".

¿Cómo dirías que son, en general, los seismiles de los Andes?
En nuestros Andes tenemos seismiles a los que se puede llegar en taxi, mientras para otros uno tarda tres días caminando. Otros son completamente nevados, otros completamente secos. Algunos son cercanos a más seismiles, otros quedan muy lejos y hay que armar una logística muy compleja. Hay también cerros de aproximación fácil pero de complejidad técnica extrema. Hay cerros muy famosos, de los que se sabe mucho, y hay cerros de los que no se conoce ni el nombre o la altura… ¡Hay de todo, los Andes son muy grandes! Lo que aprendí mucho es la pequeña dimensión de mi proyecto. Muchas veces, cuando llego a la cumbre de uno de estos cerros, veo otras 50 cumbres menores que ni me imagino cómo se llaman, y me doy cuenta que no escalé nada.

Sus últimos 12 seismiles

48. Alma Negra (6.110 m), Cordillera de la Ramada (Argentina)

49. Nacimiento (6.436 m), Puna Atacameña (Argentina)

50. Cazadero Grande (6.658 m), Puna Atacameña (Argentina)

51. Volcán del Viento (6.028 m), Puna Atacameña (Argentina)

52. Laguna Blanca (6.012 m), Puna Atacameña (Argentina)

53. Capurata (6.013 m), Cordillera Occidental (Bolivia/Chile)

54. Acotango (6.052 m), Cordillera Occidental (Bolivia/Chile)

55. Guallatiri (6.063 m), Cordillera Occidental (Bolivia/Chile)

56. Chachani (6.057 m), Zona de Arequipa (Perú)

57. Ampato (6.288 m), Zona de Arequipa (Perú)

58. Coropuna Oeste (6.390 m), Zona de Arequipa (Perú)

59. Coropuna Norte (6.405 m), Zona de Arequipa (Perú)

Fuente:Desnivel

Fotografia: Esporte

Comentarios

Comentarios o sugerencias?